martes, diciembre 26, 2006

Hiena de Jolgorio




Carroñitas mías, me complace enormemente dirigirme a vosotras en estas fechas tan señaladas y que con tanto candor esperamos a lo largo del año, aunque sea sólo para regodearme en mi crapulencia jibosa. El caso es que aún no he recibido regalos, aunque los cubos de basura se encuentran a buen seguro saturados de semiputrefactos desechos navideños, restos de las orgiásticas reuniones familiares y de las opíparas cenas, ricas en todo tipo de alimentos pesados que garantizan varias visitas obligadas al gimnasio antes de que empiece el buen tiempo y las ropas comiencen a escasear. Mientras reuno fuerza de voluntad para perpetrar una linda ilustración navideña al uso, os dejo a este adorable señor que con tanto cariño pinté hace un tiempo y de cuyas sutiles carnaciones aún me siento orgulloso. Ahí es nada.

2 comentarios:

FABCOB dijo...

Especialmente genial y rescatabloe sobremanera tus creaciones, son en verdad muy loables y espero poder ver mas de eso por estos lares de la red virtual.

demuxoscolores dijo...

Hola Diego, hacía tiempo que no me pasaba por aqui. Porqué no cuelgas más cuadros tuyos por aquí? Estos no los había visto y me gustan mucho!
Un besico y a ver si me visitas tu también! ;P